Tuesday, January 14, 2020

"The Twin Dangers," actor Martin Sheen invites us to open our eyes


Actor Martin Sheen is a friend of the Franciscans on the west coast.  He has worked with them on issues of peace and justice.  He has just released a powerful new 11-minute video outlining the Twin Dangers  

Do you think you know what they are? Here's a great explanation you can share with others. The video is available on the website of WorldBEYOND War  and can be embedded in Facebook and Twitter. 

The film stands besides Dr. Martin Luther King, Jr.'s "Tripple Evils" racism, poverty, and militarism and invites people to recognize and speak the truth. 


Saturday, January 11, 2020

A Call to Catholics: Let Us End Our Complicity in War

Bishop Thomas Gumbleton has written a powerful plea to stop war and violence.  He notes, "The endless War on Terrorism has fallen short of the Church’s Just War requirements on multiple fronts. Likewise, United States nuclear weapons policy, which targets the world’s children, falls short of Just War requirements. I call on Catholics in the military, including chaplains, as well as all who work for the military or any branch of the armaments industry to heed Pope Francis’s call to set aside the futility of war. All Catholics should refuse to kill and should refuse cooperation with United States wars. Catholic taxpayers should make every effort to avoid paying for war and weapons. Rather, embrace Jesus, who calls us to love our enemies, put up the sword, and take up the cross."  Read more of the Bishop's letter on January 10, 2020, here.

Friday, January 10, 2020

¿Cuál es el precio de la guerra?

Escucha el contundente discurso de la congresista Ilhan Omar al respecto.

 

Publicado por AJ+ Español en Viernes, 10 de enero de 2020

Thursday, January 9, 2020

La reforestación masiva sería la clave para detener el cambio climático


Sin dudas el mundo vive una gran crisis climática y se buscan maneras para salir adelante. El calentamiento global preocupa fuertemente por las consecuencias que podría tener en la humanidad.

Ante esto, se realizan diversos estudios con el objetivo de saber cuál sería la forma de salir adelante y sanar al ambiente que tan lastimado está. La reforestación masiva sería el único recurso a mano.

Un estudio reciente asegura que reforestando una superficie importante del planeta se podría secuestrar dos terceras partes del dióxido de carbono que se genera en el mundo por las industrias existentes.

"Plantar árboles para salvar el planta", es una teoría matemática de Tom Crowther, profesor del Instituto Tecnológico de Suiza. "La reforestación forestal es por mucho la más poderosa solución planetaria que tenemos en la actualidad", indicó.

Según indicó en base a más de 80 mil fotos, hay en el mundo 900 millones de hectáreas que podrían ser claves para la reforestación. Esta debería ser estratégica y privilegiar especies nativas de cada región donde se instalen los árboles.

Crowther calcula que esto costaría aproximadamente 300 millones de dólares y apunta a la recuperación de biodiversidad en cada una de estas porciones de tierra. Estos bosques serían un aliado y no un enemigo de las comunidades.


Publicación original de: Todojujuy.com

Monday, January 6, 2020

También llegaron mujeres sabias

Y aunque no lo digan las crónicas,
también llegaron mujeres sabias
desde los cuatro puntos cardinales.
El fuego ardía en su seno
mucho antes de ver la estrella en el cielo.
Caminaban en oscuridad fiándose
de que la tierra se iluminara cada noche
con la luz de las lucernas más humanas.
Llegaron mujeres sabias
libremente y por propia autoridad,
sin ocultarse y desafiando las costumbres,
sin pedir permiso a ningún rey,
siguiendo sus intuiciones y sueños
su anhelo y el ritmo de su corazón,
cantando canciones de esperanza
y abriendo camino a la dignidad.
Llegaron en silencio, de puntillas,
sin ruido, sin parafernalia,
sin provocar altercados ni miedos,
sonriendo a todos los peregrinos.
Llegaron de forma contracultural,
no les quedaba otro remedio.
Nadie levantó acta con sus nombres,
pero dejaron huella y recuerdo imborrable.
Llegaron y trajeron regalos útiles:
agua que limpia, fuego que ilumina,
pan de la tierra y leche de sus pechos.
Llegaron con mantas para envolver,
frutos secos para compartir,
aceites para curar y ungir
y nanas tiernas en sus gargantas
para alegrar y dormir al que iba a nacer.
Ayudaron a María a dar a luz,
y cuando gemía con dolores de parto
le susurraban bendiciones de su pueblo.
Se quedaron en Belén muchas lunas,
y encontraron para la familia un lugar digno.
Y enseñaron a otras su arte y oficio,
con paciencia, ternura y tino
hasta que surgió una red de solidaridad.
Llegaron mujeres sabias
y alzaron su voz, sus brazos,
su sabiduría, su cuerpo, su espíritu
contra la matanza de inocentes.
Y se marcharon por otro camino,
igual que lo hacen siempre,
sin prestar atención a los cantos triunfales,
para proteger a los hijos más débiles.
Se marcharon a su tierra.
Pero vuelven una y otra vez en esta época
y en todos los momentos importantes,
cargadas de dones, risas, besos
de vida, canciones y paciencia
Dicen que es su trabajo y oficio;
pero no, son nuestro sacramento
y nuestros sueños mágicos despiertos.
Vestidas sin llamar la atención
están ahí, al borde del camino,
en los cruces y duelos de la vida,
en los oasis y en los desiertos,
en el límite de nuestro tiempo,
en los campos de refugiados,
en el umbral de la conciencia,
ofreciéndonos lo que más necesitamos.
Danos ojos para verlas ahora,
antes de que se marchen por otro camino,
y sólo sean sombra para nosotros.
Déjanos sentir el aroma de su presencia,
la sonrisa de su rostro, la leche de sus senos,
el calor de su espíritu y de su regazo
y toda la ternura de sus corazones vivos.
Déjanos abrazarlas para no olvidarlas.
Siempre llegan mujeres sabias,
oportuna y solícitamente,
a Belén y al reverso de la historia,
y son los mejores reyes magos
de las crónicas evangélicas no escritas.

— Florentino Ulibarri es de Navarra, España, teólogo y pedagogo, pertenece a la Asociación de Comunidades Cristianas Fe y Justicia, y actualmente trabaja en la Delegación de Catequesis del Obispado de Bilbao.
- Pintura/Ilustración de Miguel Conesa Osuna, 2006