Friday, September 22, 2017

#BeautyOfCreation

During the Season of Creation we invite you to take a few minutes to sit in contemplation of the beauty of creation.  We know that many are suffering from the impacts of natural disasters around the world which are made worse by climate change.  We have a responsibility to protect and care for this beauty in creation because we are one living organism, connected to one another, and our failure to care for our common home is a failure to care for all our brothers and sisters.  Let us work together to protect the #beautyofcreation for generations to come! 

*All photos shared were taken by Sisters of Charity of the Incarnate Word



Our Commitment to Peace


Violence in its many and varied forms surrounds us. This violence can manifest as physical, emotional, psychological and/or spiritual harm. Some of the most blatant forms of physical and psychological violence include perpetual warfare and exorbitant military spending, feminization of poverty, a throw away culture, and intolerance of difference. In light of this reality, 'Nonviolence and Just Peace' was born, a worldwide initiative that reaffirms the centrality of active nonviolence in the message of Jesus, in the life and praxis of the Catholic Church; and in our vocation to heal and reconcile both people and the planet. 

Our Congregational Commitment for Peace is our response to the initiative launched at the Conference on Nonviolence and Just Peace, held in Rome April 11-13, 2016 by the Conference of Major Superiors, the Leadership Conference of Women Religious and other Catholic organizations.

After communal discernment and conversation our Congregation (the Sisters of Charity of the Incarnate Word) signed on to the "Appeal to the Catholic Church to Recommit to the Centrality of Gospel Nonviolence" pledging to promote the understanding and practices of active nonviolence on the road to just peace, with the desire to be authentic disciples of Jesus, challenged and inspired by the stories of hope and courage.

In our mission to incarnate the compassionate love of God, caring for the Body of Christ that suffers in the world today, we feel called to transform our own lives, our communities, our countries and our Congregation with actions that lead us to create and support a culture of peace and non-violence.

As the Office of ​​Justice, Peace and Integrity of Creation, we thank all the Sisters who have helped us to reflect, pray and respond daily to the call of the Incarnate Word at this time. Our task is
challenging but we trust in God who calls us to be artisans of the active and creative nonviolence of Jesus.  Because nonviolence practiced with determination and consistency has produced impressive results.

Thursday, September 21, 2017

Nuestro Compromiso por la Paz

La violencia en sus muchas y variadas formas nos rodea. Esta violencia puede manifestarse como daño físico, emocional, psicológico y/o espiritual. Las formas más descaradas de violencia física y psicológica van desde la guerra perpetua y el exorbitante gasto militar, la feminización de la pobreza, la cultura del descarte y la intolerancia al diferente. Frente a estos clamores nace la No Violencia y Paz Justa, una iniciativa mundial que reafirma la centralidad de la no violencia activa en el mensaje de Jesús, en la vida y praxis de la Iglesia Católica; y en nuestra vocación de sanar y reconciliar tanto a las personas como al planeta.

Nuestro Compromiso Congregacional por la Paz es nuestra respuesta frente a la iniciativa (lanzada en la Conferencia de No Violencia y Paz Justa, celebrada en Roma del 11 al 13 de abril del 2016) de la Conferencia de Superiores Mayores, la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas y otras instancias católicas más.

Así nuestra Congregación firmó su adhesión al 'Llamado a la No Violencia y Paz Justa' comprometiéndose a promover la comprensión y las prácticas de la noviolencia activa en el camino hacia la paz justa, con el deseo de ser auténticas discípulas de Jesús, desafiadas e inspiradas por los relatos de esperanza y valentía.

Y es que nuestra misión de encarnar el amor compasivo de Dios, cuidando el Cuerpo de Cristo que sufre en el mundo de hoy, nos sentimos llamadas a transformar nuestras propias vidas, nuestras comunidades, nuestros países y a nuestra Congregación con acciones que nos lleve a contribuir hacia una cultura de paz y no violencia.

Como área de Justicia, Paz e Integridad de la Creación agradecemos a todas las Hermanas que nos han ayudado a reflexionar, orar y a responder cotidianamente al llamado del Verbo Encarnado en este tiempo. Nuestra tarea es desafiante pero confiamos en Dios que nos llama a ser artesanas de la no violencia activa y creativa de Jesús, porque la no violencia practicada con decisión y coherencia ha producido resultados impresionantes.

Lee la Declaración a la que nos hemos adherido como Congregación:
http://archive.paxchristi.net/2013/2016-0099-es-gl-IS.pdf



Monday, September 11, 2017

Seminario Continental Contra la Trata

Hace algunas semanas, Jennifer Reyes y yo fuimos invitadas para reprensentar a las Redes de Vida Religiosa Contra la Trata de Personas tanto en Perú (Red Kawsay Perú) como en Estados Unidos (US Catholic Sisters Against Human Trafficking) en el Seminario Continental Contra la Trata de Personas organizado por la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR) en Colombia.

Con el objetivo de  incentivar y acompañar a las redes de la Vida Consagrada que trabajan contra el delito de la Trata de Personas en América y el Caribe para sensibilizar y humanizar la Vida Consagrada y a las personas, tuvimos la oportunidad de fortalecer vínculos con otras Congregaciones Religiosas y Redes de Vida Religiosa que vienen trabajando frente a este delito desde la prevención, atención y la reinserción de las sobrevivientes de trata de personas.

Ha sido un revitalizante encuentro. Tiempo privilegiado para conocer y palpar el compromiso de tantas religiosas y religiosos que están respondiendo al clamor de las víctimas de trata de personas en el mundo.
Quizá uno de los encuentros más significativos fue conocer a algunas religiosas que lideran RAHAMIM, la Red de Vida Religiosa contra la Trata de Personas en México; quienes nos compartieron sus esfuerzos por fortalecer la Red en México. Asimismo su gratitud al compromiso de nuestra Congregación por ser parte de estos esfuerzos con la presencia de nuestras Hermanas Covadonga y Ofelia. Sabemos que el camino es largo pero también sabemos que Dios va en estas luchas.

Tras 3 días formativos y de articulación, culminamos declarando que: 'Dios ha estado llamándonos y nos invita a salir aprisa, sin demora, al encuentro de estas hermanas y hermanos que el sistema ha convertido en mercancía'. Porque urge ‘realizar procesos de formación interdisciplinar y en incidencia política para acompañar integralmente a las personas afectadas por la trata de personas y por toda clase de esclavitud moderna, desde los más pequeños, desde abajo y desde el dinamismo de la esperanza'.

Una de las convicciones que me reafirmó esta potente y profunda experiencia de encuentro internacional es que el grito de los pobres y de la tierra marcan la dirección de nuestro quehacer. Afirman de qué lado estamos y con quiénes vamos.

Gracias nuevamente a nuestra Congregación ‘Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado’ por respaldar el trabajo de la Oficina Congregacional de Justicia, Paz e Integridad de la Creación, su confianza y apoyo nos permiten formarnos en la mística de la atención, el diálogo y desde la colaboración.


Lee todo el Mensaje Final del Seminario Continental en: http://clar.org/assets/semtratadepersonasmensajefinal.pdf






Friday, September 8, 2017

Belleza de la Creación

Ante este tiempo de mucha destrucción, devastación... por desastres naturales.
Tomemos tiempo para admirar también la belleza de la Creación con el compromiso de protegerla, escucharla y respetarla.



Monday, August 28, 2017

Solidaridad con Texas

Nuestra solidaridad con las familias damnificadas que dejó huracán Harvey en Texas.
Que pronto se restablezcan sus hogares y que  nuestro amor no quede en palabras; mostremos la verdad por medio de las acciones: es hora de cuidar el mundo.

Lee el reporte de la situación: aquí

Una oración en la tormenta
Dios del Universo, en los albores de la creación, tu Espíritu sopló sobre las aguas, haciéndolos fuente de toda santidad. Tú creaste los océanos y los ríos, y todo lo que habita en ella, en tu Palabra el viento y las olas nacieron.

Las estaciones siguen tu plan, y las mareas suben y caen bajo tu mando.
En calma y tormenta, Tú estas con nosotras/os.
En el mar de Galilea, aun cuando los discípulos comenzaron a temer, Jesús mostró que él era Señor sobre las aguas, reprendiendo las tormentas, para que todos supieran que el viento y las olas le obedecen.

Dios Creador te pedimos que calmes el viento y las olas del huracán que se aproxima y ayúdanos a evitar destruir. Ayuda a quienes están en su camino para que alcancen seguridad. Abre nuestros corazones en generosidad a todas las personas que necesitaran ayuda en los próximos días.

En todas las cosas y en todos los tiempos, ayúdanos a recordar que incluso cuando la vida parece oscura y tormentosa, estás en el barco con nosotras/os, guiándonos a la seguridad.

Amén.